Seguinos vía Facebook

Buscanos en Facebook como Secuencia Inicial y agreganos a tu perfil, compartimos videos y novedades.

miércoles, 25 de julio de 2012

QUEEN - SHEER HEART ATTACK (1974)

El 12 de noviembre de 1974 Queen editó su tercer disco, y el primero realmente legendario: Sheer Heart Attack, una producción que retomaba las muy buenas ideas insinuadas por el grupo en Queen II, elevando aun más el listón. Así, comenzaba la era dorada de uno de los grupos más grandes de la historia del rock, que tendría su punto culminante con el siguiente álbum A Night in the Opera (1975). En lo que respecta a Sheer Heart Attack, en su calidad como mojón histórico, tenía todo lo que había que tener: por un lado, la típica impronta pretenciosa de los primeros tiempos del grupo; así como la perfección rock/pop de sus siguientes producciones. Curiosamente, la génesis de la compleja grabación de esta obra fue casi una consecuencia accidental de que Queen decidiera grabar un nuevo disco, tan sólo 8 meses después de Queen II, debido a que Brian May había tenido hepatitis, y esto obligaría a la banda a cancelar giras y conciertos por largo rato. De esta forma, tuvieron –por primera vez- tiempo de sobra para concentrarse en la tarea de componer. Quizás, por tal motivo el disco resultante fue el primer disco clásico (real) de Queen, ya que incluía su primer hit norteamericano "Killer Queen" –que también picó en punta en los rankings de Inglaterra- y el exitoso rock, típicamente setentoso, "Now I'm Here", que (con su "go, go, go, Little Queenie...") contenía una mínima referencia en su final al clásico "Little Queenie" de Chuck Berry.
Otro de los buenos temas de este disco era "Stone Cold Crazy", una canción que increíblemente le haría ganar –muchos años después- un Grammy a Metallica, en la categoría “mejor cover”, luego de ser incluido en la colección Garage Inc. "Brighton Rock" era otro soberbio rock en el cual se lucia Brian May, especialmente cuando lo presentaban en vivo. Sin embargo, este disco no contenía solo fuerte rock n' roll en su repertorio ya que algunos de sus mejores momentos estaban conformados por la inclusión de las baladas "Dear Friends" y "Lily of the Valley”; mientras que "Flick of the Wrist" o "Tenement Funster" constituían otros dos ejemplos del lado mas visceral del grupo. "She Makes Me (Stormtrooper in Stilettoes)" parecía pop casi progresivo y confirmaba que Brian May, además de ser un excelente guitarrista, era muy buen compositor. También en este disco Queen se dio el lujo de incursionar en ritmos poco frecuentados por otros grupos contemporáneos: sonidos caribeños en "Misfire" y una onda nostálgica –y en clave de ragtime- en "Bring Back That Leroy Brown". Sheer Heart Attack finalizaba con la segunda parte del épico "In the Lap of the Gods", un tema dividido en dos partes, claramente diferenciadas: esta última, uno de los himnos clásicos del grupo, interpretado en varias épocas en sus shows –cantado al unísono por el incomparable Freddie Mercury y sus fans-; mientras que la primera parte de esta suite -mucho más alocada y con un comienzo casi zappiano- le hacía reverencia a las querencias progresivas en boga por aquellos años, y luego influenciaría la onda sonora de otros grupos como, por ejemplo, Utopia, la banda liderada por Todd Rundgren, especialmente debido a ese sonido, con esa “impronta” compleja –casi de proto prog metal-, sumergida en la imaginería del Antiguo Egipto, como se podría apreciar en Ra (1977), tercer álbum de este grupo norteamericano.
Emiliano M. Acevedo.


No hay comentarios. :