Seguinos vía Facebook

Buscanos en Facebook como Secuencia Inicial y agreganos a tu perfil, compartimos videos y novedades.

viernes, 3 de diciembre de 2010

BRYAN FERRY - OLYMPIA

La eterna voz aterciopelada del ex vocalista de Roxy Music regresa con nuevo trabajo titulado Olympia. Bryan Ferry es sinónimo de elegancia y seducción, adelantados a su tiempo los Roxy Music fueron la banda con mas glamour del planeta impresionaba verlos en tv a principios de los años setenta vestidos con plumas, cueros y cierta ambigüedad sexual impulsada sobretodo por su tecladista un joven Brian Eno, luego de la partida de Eno para reinventarse como pionero del ambient techno y productor de lujo (David Bowie, U2 y Coldplay entre otros.) Roxy Music se convirtió en ‘la banda’ de Bryan Ferry, el vocalista se convirtió en amo y señor de todas las decisiones que tomaría el grupo de allí en adelante. En el año 1982 editaron el disco Avalon y consiguieron trascender los límites de la élite recockera que los seguía hasta ese momento a base se un sonido plagado de ambientes sensuales y refinados, un trabajo colmado de hits como “More Than This”, “Avalon” y “While My Heart is Still Beating”. Era imposible que no se convirtiera en un clásico instantáneamente, el sonido de ese álbum se transformo en la base de la carrera solista de Ferry que aunque había comenzado en 1973 con These Foolish Things tuvo sus picos más altos en la década del ochenta con Boys and Girls (1985) y Bete Noire (1987) a la altura de estos se encuentra su flamante álbum Olympia.
El viejo zorro de Ferry a sus 65 años se rodea de un dream team de lujo para concebir su nueva criatura por nombrar solo algunos colaboradores que acompañan al vocalista, Flea (RHCP), David Gilmour (Pink Floyd), Jonny Greenwood (Radiohead) y Marcus Miller, además se sus ex compañeros de banda Brian Eno, Phil Manzanera y Andy Mackay. El primer corte de Olympia es “U Can Dance” producido por el alemán Dj Hell una muestra de que Ferry sigue sonando fresco y moderno a pesar de que el disco es de una escucha accesible y confortable esto no significa que caiga en lugares comunes, sino mas bien, se trata de una mezcla de melodías pop con electrónica downtempo, algo ya nos había adelantado con el tema “Shameless” producido por Andy Cato de Groove Armada el cual también estaba incluido en el último disco del dúo londinense Black Ligth (2010.) El punto mas flojo quizás sea la participación de Scissor Sisters en el tema “Heartache By Numbers” realmente resulta un cameo intrascendente, también hay lugar para las versiones como ya paso en trabajos anteriores donde Ferry hacia suyas canciones de The Rolling Stones, The Beatles y Bob Dylan, no nos olvidemos que en año 2007 editó Dylanesque un álbum íntegramente compuesto de versiones del gran cantautor folk, para esta ocasión las elegidas son “Song To The Siren” del fallecido Tim Buckley y “No Face, No Name, No Number” del grupo Traffic, ambas versiones son excelentes Bryan Ferry es uno de esos cantantes que logra hacer que sus versiones estén a la altura de las originales y hasta en algunos casos superen a las mismas
Podríamos decir que Olympia es un disco ‘cool’ en el buen sentido y con la bellísima Kate Moss en la portada no podíamos esperar menos del hombre que le supo poner glamour al rock.
Lean.-

LA MAQUINA DE HACER PÁJAROS - PELÍCULAS (1977)

Este es la segunda producción de esta banda formada por Charly García en teclados y voces, Carlos Cutaia (piano), Gustavo Bazterrica (guitarra), José Luis Fernández (bajo) y Oscar Moro (batería). Un álbum a tono con otras producciones de grupos de rock progresivo argentino como Alas, Crucis o MIA; repleto de momentos musicales de gran factura, en donde los músicos mixturan el rock progresivo con el jazz rock o, incluso, la música ciudadana. Esto se advierte en "Obertura 777", un tema instrumental con melodías y arreglos casi tangueros. "Marilyn, la cenicienta y las mujeres", es otra historia. Partiendo de la semblanza hacia la Monroe y el cuento infantil, García desarrolla su propia visión del género femenino y de como los hombres nos relacionamos con las ellas. Un muy buen tema que recuerda, en cierta forma, a los mejores momentos de Instituciones (el celebrado tercer álbum de la Sui Generis). La canción está dividida en 3 partes enfocadas en los caracteres del título, desembocando en un final, en el cual un coro de niños se une a la música del grupo. "No te dejes desanimar" es, seguramente, el mayor clásico del disco, una canción no tan progresiva, pero con buenas armonías vocales y cambios rítmicos. Su temática está centrada en los duros tiempos que corrían en esa época de la última dictadura militar y al desanimo general que vivía gran parte de la juventud de entonces. "Que se puede hacer salvo ver películas" desde su título hace referencia a esta misma problemática. Una canción muy elaborada que da cuenta del carácter escapista predominante en gran parte de la sociedad durante aquellos años de plomo. "Híper candombe" es una soberbia mixtura de rock progresivo y candombe. El resultado es un tema delicioso y muy rítmico, con una letra (híper) realista e irónica que habla de que "ya no hay más esperanza en la ciudad" y que quizá no quede otra escapatoria más que emigrar hacía ese país "espectacular" que se encuentra "lejos de acá". "El vendedor de las chicas de plástico", en clave humorística, enfoca un tema casi tabú para la pacata Argentina de entonces. Pero atención porque, a pesar de su título, la letra no hace referencia sólo al comercio de muñecas de goma para la mera auto satisfacción sexual, ya que, además se centra en la el machismo retrogrado de muchos hombres hacía las mujeres, no por nada la letra dice, en broma, "que no hay nada mejor que una nena de goma". "Ruta perdedora" es una hermosa canción con 2 partes diferenciadas, una de ellas con una lírica melancólica y en clave "de bajón", que recuerda a buena parte del viejo repertorio de Sui Generis; y un superlativo final instrumental y progresivo. Cierra esta producción "En las calles de Costa Rica", un atractivo tema instrumental, en el que se luce Bazterrica en la guitarra. Incluso, "homejeando" un fragmento de uno de los solos, plenos de jazz rock, del gran Al di Meola en el clásico "Romantic Warrior" de Return to Forever.
Emiliano.-