Seguinos vía Facebook

Buscanos en Facebook como Secuencia Inicial y agreganos a tu perfil, compartimos videos y novedades.

viernes, 26 de noviembre de 2010

ROBERT PLANT - BAND OF JOY

Han pasado ya tres años desde que el ex vocalista de Led Zeppelin editara junto a la cantante Alison Krauss el magnifico y multipremiado álbum Raising Said (2007) aquel trabajo bajo la tutela del gran T Bone Burnett abrió un nuevo camino para la carrera de Robert Plant mas que un camino podríamos decir un viaje por las rutas polvorientas del sur de los EE.UU adentrándose en la raíces de la música americana ya sea tanto en el folk como en el country.
Band of Joy era el nombre de la banda que tenia Plant antes de formar Led Zeppelin y que se dedicaba a versionar a diferentes artistas de rock y r&b, reviviendo aquel viejo espíritu y siguiendo la senda de Raising Said. Plant nos presenta su nuevo trabajo, un álbum que por más que sea en su mayoría de composiciones ajenas es uno de sus discos mas logrados.
“Angel Dance” de Los Lobos (la banda Tex-Mex por excelencia) es la encargada de abrir el viaje por Band of Joy, le sigue “House Of Cards” de Richard y Linda Thompson quienes son los únicos compositores británicos que aparecen en el disco excepto el propia Plant que aporta junto al productor Buddy Miller “Central Two o Nine” con ciertos aires de blues acústico, lo mas logrado del disco son las versiones de “Silver Rider” y “Monkey” ambas composiciones pertenecientes a la banda de Indie rock oriunda de Minnesota Low y que corresponden a su gran disco del 2005 The Great Destroyer realmente en estos dos abordajes encontramos a un Plant conmovedor y de sutiles arreglos en las guitarras distorsionadas, una sensual Patti Griffin lo acompaña en los coros de ambos temas, esto también demuestra que el ex frotman zeppeliano a sus sesenta y dos años no solo se nutre desempolvando viejas joyas sino que presta muchísima atención a las bandas nuevas y no se le cae ningún anillo al versionarlas, “Falling in Love Again” de los Kelly Brothers aporta la cuota gospel, el banjo y los arreglos sureños se destacan en la tradicional “Cindy I’ll Mary You Someday” y un clásico del enorme Townes Van Zandt como “Harms Swift Way” le cae al dedillo a este Robert Plant.
Una vez mas muchos fanáticos de Led Zeppelin van a abstenerse de escucharlo diciendo que no esta a la altura de sus glorias setenteras pero en realidad ellos son los que se pierden de disfrutar a un cantante como ya pocos quedan. Band of Joy está integrado por grandes canciones algunas tradicionales otras mas contemporáneas que nos ayudaran a viajar hacia la raíces de la canción americana, realmente un trabajo muy bien logrado y para disfrutar... en la carretera.
Lean.-


viernes, 19 de noviembre de 2010

THE BAD PLUS - NEVER STOP

Nuevo trabajo de uno de los tríos de jazz mas atractivos de la escena actual, The Bad Plus vuelven a su formato original y con un trabajo formado íntegramente por composiciones propias. Con un pie en la vanguardia instrumental y otro en las melodías mas populares. El trío formado por el bajista Reid Anderson, el pianista Ethan Iverson y el baterista David King siempre sobresalió por la versatilidad de sus instrumentistas y la gran capacidad para abordar composiciones ajenas ya sean del mundo pop/ rock como de la música clásica, para The Bad Plus es tan natural versionar a Nirvana y Pink Floyd como a Stravinsky y Vangelis, pocos grupos del mundo del jazz han logrado generar tanta controversia en los últimos años.
Never Stop es el séptimo trabajo del trío en poco mas de nueve años de carrera manteniéndose siempre en un nivel creativo admirable en todas sus obras, podríamos decir que este nuevo trabajo es prácticamente una obra al desnudo, ya que, fue grabado en Minnesota con tomas de los tres integrantes tocando juntos y en vivo en el estudio, según propias palabras del pianista Ethan Iverson el grupo quería plasmar en el estudio la energía que los músicos sienten en un show tocando en vivo, por eso mismo, los tres integrantes se encerraron a grabar en la misma habitación y el trabajo casi no posee ningún tipo de sobre-grabaciones.
Este nuevo trabajo da un giro radical respecto a su última obra del año 2008 For All I Care junto a la cantante Wendy Lewis dicha obra era un recorrido de versiones por los artistas que mas han influenciado al grupo.
Never Stop se balancea entre pasajes sumamente melódicos como en el tema “People Like You” y “Beryl Loves to Dance” y arrebatos instrumentales en constante erupción como en “You Are” y “2 PM”, “Snowball” deja al descubierto la gama más acústica del grupo con un soberbio trabajo en el contrabajo de Reid Anderson .
The Bad Plus sigue derribando los muros de los conservadores del jazz con pura tracción a sangre y muchísimo talento a la hora de expresarse libremente. Cada integrante de The Bad Plus utiliza su instrumento como una extensión de sus emociones para expresarnos aquello que se siente en el alma.
Lean.-

ELTON JOHN - THE UNION

A comienzos de 2008, Elton John fue invitado a participar del programa de TV de Elvis Costello. En esa oportunidad, al hacer un racconto acerca de su trayectoria y experiencia vital, Elton habló sobre su amistad y admiración de Leon Russell. En la nota, el cantautor inglés contó lo mucho que lo ayudó Russell en sus primeras giras norteamericanas y como lo había influenciado el estilo sureño en el piano en lo que respecta a su labor como compositor. Quien haya visto este programa no se sorprenderá entonces de que ahora Elton se reúna con su ídolo y realice esta nueva producción llamada The Union. Sin embargo, podemos decir que éste no es un disco a dúo, sino un nuevo álbum de Elton John que cuenta con la figura estelar de Russell como invitado.
Luego de su reverdecer artístico en el 2001 con Songs from the Weast Coast, que continuó con el bello Peachtree Road (2004) y el setentoso The Captain and the Kid (2006). Elton se sumerge con The Union en las raíces de la música sureña. En esto influye de manera trascendente la presencia de Russell.
Para aquel desprevenido que no lo conozca es necesario decir que Leon Russell es un verdadero mito de la historia del rock. Cantante, multiinstrumentista, arreglador, compositor, productor y ejecutivo, Russell es un amplio conocedor del rock como arte y negocio. Nacido en Lawton (Oklahoma), ha desarrollado su carrera en California. Tocó con todos: desde Phil Spector, que lo utilizó como cesionista en sus mejores discos, a John Lennon; además de haber acompañado a Joe Cocker en 1970 en su banda Mad Dogs and Englismen y a George Harrrison en su concierto benéfico para Bangladesh (1971). Además creo su propio estudio de grabación, y dirigió dos compañías discográficas (Shelter Records y Paradise). Tocó de todo y para todos, del rock al blues, pasando por el soul, el country y el pop. Detrás de su aspecto medieval, su larga barba y melena blanca, se esconde un genio interminable. Conocedor de tales pergaminos, era obvio que alguna vez Elton John lo iba a convocar a la hora de realizar un disco tan en la veta del delta blues como es The Union.
En esta producción, la mayor parte de las composiciones son de la histórica dupla Taupin-John, con quienes colabora Russell. The Union es también casi una vuelta de Leon Russell a las grandes ligas. Si bien nunca se había retirado en su labor como músico, está claro que su figura había disminuido desde sus históricas colaboraciones y discos en los ‘70 a los últimos años en los que terminó tocando en pequeños clubs y estadios en Estados Unidos, sin poder salir de circuitos dedicados a la nostalgia para aquellos viejos pioneros del rock. Está claro que The Union evoca el espíritu de los ‘70. De tal forma, es la continuación ideal para el anterior álbum de John, The Captain and the Kid, el cual había sido diseñado como una secuela del clásico de 1975 Captain Fantastic and the Brown Dirt Cowboy.
Gracias a la labor del productor T-Bone Burnett, The Union sumerge a las líricas de un inglés, hasta la medula, como Bernie Taupin en las oscuras aguas del Missisippi. Para esto, Burnett grabó en vivo a John y Russell, tocando en forma magistral a cuatro manos en un dueto pianístico de lujo, en el cual se turnan tanto en canto como en los solos. Esta colaboración relajada entre ambos músicos, funciona en forma natural gracias a la delicada producción de Burnett que (como en los viejos tiempos) no agrega ningún efecto sonoro al impresionismo de esta grabación análoga.
Quizá no haya en The Union ningún hit inmediato, ni canciones para cantar en la ducha; pero si hay algo que no falta en esta colección de 14 nuevas canciones es sutileza. Los tonos son delicados en impecables interpretaciones hechas por dos viejos zorros que se conocen los vicios de pe’ a pa’ y con una banda acompañante que no desentona en ningún momento.
Por todo esto, The Union es muy disfrutable. Ojala este sea el retorno, a por sus fueros, de este genio llamado Leon Russell. De Elton John no hay mucho más que agregar. Solamente esperar que continúe en esta veta de calidad musical inoxidable.
Emiliano.-

jueves, 11 de noviembre de 2010

JOSE JAMES & JEF NEVE - FOR ALL WE KNOW

El sello discográfico Impulse! Records fue en la década del sesenta albergue para una gran cantidad de músicos de jazz desde los clásicos del swing hasta las propuestas mas revolucionarias de la mano del free, por el sello identificado con los colores naranja y negro desfilaron músicos de la talla de Charles Mingus, Gil Evans y Keith Jarrett pero el mas representativo artista de Impulse! es sin lugar a dudas el enorme saxofonista John Coltrane incluso su esposa Alice Coltrane pudo plasmar sus exploraciones místicas en trabajos como Journey In Satchidananda (1970) y hasta el rosarino Leandro “El gato” Barbiero editó allí varios de sus mejores trabajos a principios de la década del setenta impulsando lo que se conocería como Latin Jazz.
Hoy Impulse! es propiedad de The Verve Music Group otro de los grandes sellos de jazz y aunque la cantidad de ediciones a mermado con el correr de los años aun sigue vigente.
La unión de un pianista clásico como el belga Jef Neve y la voz de Jose James estadounidense (Minneapolis) de origen panameño es la nueva joya de Impulse! tras casi seis años sin editar material nuevo. La unión de ambos artistas surgió de forma espontánea tras conocerse en un programa de T.V. en Bélgica. James es bien conocido por sus trabajos mas cercanos al soul y el r&b y de estar mas familiarizado con sonidos modernos. En cambio, Neve es un pianista graduado con menciones y maestrías en jazz y música clásica. El trabajo se llama For All We Know y es un disco cargado de finas sutilezas, solo voz y piano son los protagonistas y encargados de versionar standars de jazz como “Autumn in New York” de Vernon Duke , “Embraceable You” de los hermanos George y Ira Gershwin o “Just Squeeze Me” de Duke Ellington, es un trabajo en el cual ambos artistas logran tomar distancia de sus propias carreras y se sumergen con personalidad y originalidad en las aguas de estos clásicos eternos, un álbum grato por partida doble primero por la frescura de las versiones y segundo por la vuelta de uno de los grandes sellos de jazz de toda la historia , Impulse!
Lean Ruano.-




DAVID SYLVIAN - SLEEPWALKERS

Como me suele suceder muy a menudo, la expectativa que me genera al enterarme de que esta por editarse un nuevo disco de un determinado artista que realmente ‘me enloquece positivamente’ (por supuesto) Este es el caso de Sleepwalkers, el nuevo disco del ex Japan, David Sylvian, un artista que fue ganando territorio en mi repertorio de gustos personales y que comenzó con aquella fantástica producción a dúo con Robert Fripp titulada The First day allá por 1993. Sus últimas dos producciones como solista, Blemish (2003) y Manafon (2009) representaron una real hegemonía sólida e introspectiva mas que personal con relación al artista. Ambas producciones sacaron al desnudo lo que ronda musicalmente por la cabeza de Sylvian: trabajos para nada comerciales, sino todo lo contrario, muy difíciles de asimilar pero lo engrandece como compositor, músico y cantante ingles.
A lo largo de los últimos años se lo vinculó con una serie de colaboraciones con artistas líderes del pop, la improvisación, la electrónica y la música contemporánea junto a proyectos alternativos que lo colocaron a la cabeza de grupo, como ser, el actual Nine Horses junto a su hermano, ex compañero en Japan y baterista Steve Jansen. Quizás con el que ha coqueteado más hacia un regreso a su pequeño costado pop,
Sleepwalkers representa lo mejor de todas las grabaciones que Sylvian, ha registrado a dúo junto a todos esos artistas en los últimos años. Representa el mejor legado para esos encuentros puntuales y colaboraciones de toda la vida, magistralmente remezclado y ordenado, nos pasea de lo experimental al pop más exuberante, de lo romántico a lo sensual y de lo encantador a lo intrigante, ya sea, en sus letras como en su particular tono de voz. Un disco que puede llegar a ser apreciado como lo fue el recopilatorio de 2000 titulado Everything and Nothing donde nos brindaba sus mejores temas comerciales (muy pocos) y no comerciales (muchos pero elegantes), pero que, tan bien apreciado por la crítica inglesa.
Quizás, resumiendo lo que significa Sleepwalkers, podría decir que, es una retrospectiva digna de un artista culto, único e inteligente que abarca la última década de su trabajo. Aun así, creo que no convendría en el caso de no conocer toda su discografía, un disco para comenzar a escucharlo ‘de verdad’. Lo ideal (a mi opinión) sería realmente comenzar por el comienzo (valga la redundancia) Desde los primeros días de la década del ‘80 frente del glamoroso Japan, entendiendo su separación como para emprender su carrera solista, analizando e ir observando su real evolución como artista hasta, llegar ahora sí, a Sleepwalkers.
Realmente un gusto hablar de Sylvian. Y flor de gusto me generaría que lo descubran si no lo conocen.
Diego Bochor.-